Omar Chaparro se escapa de su zona de confort

El actor y comediante Omar Chaparro asegura que al dejar en el cajón los personajes que le permitieron salir del anonimato como “El ranchero Chilo”, “La Yuyis”, “Yahairo” y “La licenciada Pamela Juanjo” sabía que era hora de salir de la zona de confort para buscar nuevos horizontes.

Chaparro dejó la televisión, medio en el que alcanzó el reconocimiento de la audiencia que lo seguía en los programas de frecuencia cerrada y abierta, porque aspiraba a encontrar en el cine y en otros campos un nuevo reto que le exigiera más.

“Ha sido muy duro para mí guardar mis personajes y ponerlos en una caja, con un candado, con una llave muy pequeña -aunque yo sé que en cualquier momento van a volver a salir-, pero creo que, como actor y entretenedor, siempre tienes que pensar en no estancarte, en evolucionar”.

En entrevista con Notimex, el comediante chihuahuense señaló que siempre en cualquier actividad es necesario afrontar nuevos desafíos, motivo por el cual desde 2016, tras su participación en Sabadazo, no aparecía en la pantalla chica.

Actualmente se le puede ver como conductor de ¡Nailed It! México producido por una plataforma de “streaming” en el que funge como conductor y pone a prueba la habilidad de reposteros.

Fue en 2001 cuando Chaparro apareció en la pantalla chica en el programa Black & White, donde comenzó a presentar a sus variados personajes. Le siguieron No manches (2004-2006), Buenas tardes (2006), ¿Qué dice la gente? (2008) y Los Diez Primeros (2009-10).

Además, dio vida a “El Bényamin”, “El Púas”, “Doña Chole” y “La Che Vaca”, otros de los personajes que le permitieron consolidar su carrera como comediante, y a los cuales se los llevó de gira con el espectáculo Imparables, al alimón con su compañero Adrián Uribe.

Dado los resultados positivos de esos periplos, Omar reveló que vio la posibilidad de trasladar esos personajes al cine, asunto que dijo conversó con Adrián Uribe, “imagínate hacer una película con tus personajes y los míos, y que todos interactuaran entre sí, sería algo muy interesante”.

Sin embargo, la propuesta está ahí, guardada, porque retomó su proyecto de vida futura, “creo que era necesario explorar esta parte y tomar clases de actuación y desafiarme, hacer cosas que me sacaran de mi zona de confort y de situaciones cómodas”.

Fue así que Chaparro decidió dejar las pelucas y disfraces, y en este 2019 se le pudo ver en dos películas No manches Frida 2, de Nacho Velilla, que se estrenó en México y Estados Unidos, y Pokémon: Detective Pikachu, de Rob Letterman, actualmente en cartelera y que llegó a las salas cinematográficas de varios países.

Asimismo, está a la espera de los estrenos de Los Rodríguez y el más allá, de Paco Arango, y Y cómo es él, de Ariel Winograd, en la que también colaboró como productor ejecutivo.

Atrás quedó la polémica por su próxima aparición en una emisión de una plataforma de “streaming” en la que dará vida a un individuo que busca emular las aventuras de su máximo ídolo: Pedro Infante, acompañado de Ana Claudia Talancón, entre otros.

Toluca 102.1

Skip to content